domingo, 1 de noviembre de 2015

LA IMPORTANCIA DE LOS JUEGOS PRELIMINARES



Por lo general cuando pensamos en sexo en seguida lo relacionamos con una experiencia netamente física. Sexólogos y demás expertos afirman que si bien la destreza corporal es un factor determinante en el acto sexual, aún más importante es el factor psicológico. Éste entra en juego principalmente en el periodo preliminar de la relación sexual.

Lograr una ambientación romántica también es recomendable. Velas, música sensual y comida afrodisíaca son una buena combinación para dar comienzo a un encuentro candente.

El éxito del acto sexual va a estar determinado por qué tan liberados se sientan los miembros de la pareja y que tanto estén dispuestos a soltarse y disfrutar sin tapujos durante el período preliminar de la relación sexual.

Es en el período preliminar de la relación sexual donde lo verbal cobra relevancia. Cuando el acto se está consumando no es momento para expresar preferencias y gustos personales. Se puede aprovechar el jugueteo previo para proponer cosas nuevas e intentar innovar en el ámbito sexual.

Hacer el amor: paso a paso

Hacer el amor es, precisamente, acariciar, besar, estimular, tanto el cuerpo como la mente de la pareja, utilizando todos los elementos que se nos ocurran para ello. Es detenerse en el cuerpo del otro para darle placer y disfrutar haciéndolo, es avivar su imaginación, sus expectativas. Y no le corresponde solo a uno, debe ser mutuo.

Lo que entendemos como preliminares son, realmente, hacer el amor a nuestra pareja. Eso exige que ambos miembros sean igualmente activos respecto al placer del otro y se intercambien sus papeles de emisor y de receptor.
Todas esas formas de llevar al otro al orgasmo o de obtenerlo son perfectamente intercambiables y complementarios entre sí, sin que haya una práctica más auténtica que otra.

¿Por qué son importantes?

La importancia de los preliminares no viene de su capacidad preparatoria (que no la tienen), sino de constituir la autentica, la verdadera relación sexual. Ellos constituyen, literalmente, hacer el amor.

Con esta idea de los preliminares se convendrá en que no hay un tiempo estipulado para dedicarse a ellos. Hay que consagrarles todo el tiempo que la pareja desee, sin fatigarse ni aburrirse. Y deben hacerlo ambos. Porque su objetivo no es preparar a la mujer, sino disfrutar los dos del cuerpo del otro y de hacerle disfrutar al otro, igualmente.

Hacer el amor es algo que va en ambas direcciones. Sólo cuando se desee obtener el orgasmo se centrará la atención en ese objetivo. Para lo cual, se utilizará cualquier procedimiento conocido que lo facilite.

En ocasiones, lo que se desea la pareja es una satisfacción física inmediata, no tanto hacer el amor. Es entonces cuando se puede ir más directamente al grano con poco juego previo. No existe otra receta. Lo importante de los preliminares es saber que no lo son, que son el acto sexual en sí mismo y que hay que recrearse en ello.

Ejemplos de juegos eróticos preliminares
  • Los juegos previos en el sexo pueden tener un ambiente adecuado como poca luz, música suave, velas perfumadas.
  • Como parte de los juegos preliminares del sexo son muy efectivos los masajes afrodisíacos o eróticos con una crema perfumada o aceites esenciales.
  • Compartir una ducha juntos puede ser un muy erotizante juego sexual.
  • Los disfraces o representaciones de personajes activan la fantasía y estimulan la excitación.
  • Los juegos preliminares en el sexo pueden ser diferentes según las preferencias de cada pareja pero lo que no puede faltar nunca son los besos, las caricias, mirarse a los ojos y manifestarse el mutuo deseo.

Es importante que recuerdes que nuestra mente es responsable del funcionamiento de nuestro cuerpo, y sólo si logramos un estado de excitación a nivel psicológico podremos llegar a nuestros máximos niveles de placer a nivel físico.


VER ULTIMOS 7 TEMAS DEL BLOG Hacer ClickTODO SOBRE SEXO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario