lunes, 14 de septiembre de 2015

RAZONES POR LAS CUALES LAS MUJERES SON INFIELES



La infidelidad es uno de los principales motivos por los que una pareja puede separarse definitivamente; el sentimiento de traición es insuperable en la mayoría de los casos. Es común escuchar sobre hombres infieles pero, cuáles son las causas de la infidelidad en las mujeres.

Según el especialista en relaciones Robert Weiss las diferencias entre la infidelidades masculina y femenina radican en los lazos emocionales que crean estas últimas, quienes afirman sentirse enamoradas en un 57% de sus aventuras, contra un 27% de ellos.

Inclusive, las estadísticas demuestran que las mujeres son infieles en exactamente la misma frecuencia que los hombres, sólo que éstos “lanzan el anzuelo“ con mucha más frecuencia.


El especialista destaca que las 5 causas más comunes de infidelidad femenina son:


Desean intimidad, más que sexo

A pesar de que las mujeres tienen el mismo impulso sexual que los hombres, la sexualidad de ellas debe ir acompañada de un estrecho vínculo emocional que va más allá del sexo: actos como las caricias, los besos, los abrazos, los pequeños detalles diarios de su pareja y sentir que la recuerdan durante el día y lo más importante: Una verdadera comunicación (Que tanto les cuesta a los hombres).

Cuando ellas se sienten insatisfechas en este sentido, no sólo pueden ser infieles para llenar el vacío de romance con la emoción de una relación prohibida, sino también podrían caer en el alcohol o las drogas para sepultar temporalmente esta necesidad.

Tener expectativas irreales

Existe la creencia arraigada de la “media naranja“, o el príncipe azul, alimentada de manera recurrente por el cine y la música; estímulos que a su vez son extremadamente populares en los años de formación de la personalidad.

Si una niña no es orientada por sus padres ni se siente apoyada o capaz de comunicarse abiertamente con ellos, puede terminar forjándose un ideal irreal de lo que es una pareja. Al no poder conseguirla, drena su frustración siendo infiel, pues siente que merece algo más.

Sufrimiento de un trauma previo

Con frecuencia, las víctimas del abuso infantil pueden llevar no sólo a las mujeres sino también a los hombres a tener adicción al sexo o infidelidad recurrente; buscan experimentar intensidad emocional dentro de un aura de control, el mismo que no tuvieron cuando sufrieron el trauma original.

La soledad crónica causa estragos

Las mujeres que pasan mucho tiempo solas (Quizá porque su pareja trabaja lejos y pasa días o incluso semanas fuera de casa) pueden caer en espirales que comienzan con aburrimiento y posteriormente falta de sentido en sus vidas; ese aletargamiento crea un círculo vicioso en el cerebro, que buscará salir de ese estado cayendo en cualquier obsesión (no necesariamente sexual).

Sin embargo, siendo el sexo un impulso hormonal tan fuerte una vez que empieza el “segundo enamoramiento“, es difícil que se abandone sin causar estragos a la autoestima, quedando en un estado mucho peor que al principio (y con mayor predisposición a volver a ser infiel).

Sentirse poco valorada y apreciada

La causa más sencilla es, sin embargo, la más común: millones de mujeres en el mundo sienten que son más un ama de casa, que mujeres. En otras palabras, han perdido esa emoción debido a la rutina.

Y casi que se les olvida que su cuerpo necesita suplir necesidades, que cuando este te lo empieza a pedir a gritos, es cuando se busca afuera lo que no se tiene en casa, el riesgo que conlleva suplir esta necesidad en la mayoría de los casos va de la mano con sentimientos de por si también abandonados.


VER ULTIMOS 7 TEMAS DEL BLOG Hacer ClickTODO SOBRE SEXO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario