sábado, 18 de julio de 2015

¿POR QUÉ SOMOS INFIELES?


Antes de abordar las principales razones que dan pie a las infidelidades, conviene aclarar que no es cierto que todos los hombres sean infieles, todas las mujeres víctimas o todas las parejas insatisfechas sexualmente en el fondo.
Éste tipo de conceptos provienen de la clásica generalización. Hay hombres infieles así como mujeres, hay hombres que nunca lo han sido y sin embargo han padecido una infidelidad, lo mismo ocurre con las mujeres. Por eso no hay que ensañarse con un género en particular, sino mas bien conocer de las condiciones que suelen fomentar una infidelidad.

Rutina y monotonía sexual

La principal razón por la que muchas personas admiten haber sido infieles alguna vez, es debido a la rutina sexual. Cuando en el plano íntimo siempre se hace lo mismo, sin variar, sin sorpresa, el placer comienza a escasear, y la novedad de otro cuerpo y otras ideas puede resultar poderosamente excitante para quien lleva ya mucho tiempo aburrido,por eso para evitar este tipo de situación es mejor siempre estar innovando en nuestra relación intima y no acostumbrarse para no dar pie a salir a buscar en otro lado lo que no hay en casa.

Relaciones distanciadas

En aquellas relaciones donde los problemas de comunicación son claros, donde la intimidad se ha perdido y donde nuestro autoestima comienza a estar comprometido, y se genera un distanciamiento tan grande que da cabida a la llegada de un tercero que se fija en nosotros, que nos empieza a mostrar un mundo que ya habíamos olvidado o peor aun que no habíamos experimentado, que nos halaga, que nos hace sentir deseados, eso lleva directo a una infidelidad. 

Necesidad de sentirse deseado

Cuando en una relación el plano sexual pasa al último lugar, y los encuentros se vuelven nulos o esporádicos, es normal que las personas comiencen a buscar en otro lado y con otras personas lo que la nuestra no nos provee, para cualquier ser humano sea hombre o mujer el sentirse deseado hace parte de nuestra realización como seres que tenemos necesidades y que debemos satisfacer.

Deseo de permanecer libres

Se da cuando por falta de amor, por miedo al compromiso o a involucrarse sentimentalmente de forma seria, la persona desea reafirmar que es independiente a nivel emocional manteniendo encuentros sexuales con otras personas, de esta forma se prueba a si mismo que aún es libre y que también es una forma sobretodo en los hombres de sentirse deseados por muchas mujeres haciéndolos sentir unos completos machos irresistibles, por lo general sienten miedo de estar con una sola mujer porque esto hiere directamente su ego de macho cabrio.

Necesidad de atención

Esta causa de infidelidad aplica en relaciones donde se ponen en primer lugar el tema de los hijos, el trabajo, la necesidad de estar todo el tiempo ocupado en otras cosas menos en su pareja, y esta falta de afecto y de intimidad es simplemente el camino que lleva directo a la infidelidad, en estos escenarios la llegada de alguien dispuesto a darnos la atención de la que carecemos, nos impulsa a caer en brazos de otro u otra.Pero además, muchas personas se valen de las infidelidades para llamar la atención de su pareja, alertándolos de la posibilidad de que la relación se acabe, con el fin de recuperar lo que en algún momento se tuvo.

Necesidad puramente sexual

Muchas parejas son infieles simplemente porque en su relación el sexo está ausente o se da solo de vez en cuando. De esta forma buscan fuera encuentros puramente sexuales y sin ataduras emocionales para satisfacer sus carencias, pero esto es un arma de doble filo ya que en esa búsqueda se puede encontrar mas de lo que se busca y la posibilidad de que el amor se cruce en el camino esta latente, ten presente que la ausencia de sexo en las relaciones de pareja hace que se enfrié también la parte afectiva.


VER ÚLTIMOS  7  TEMAS DEL BLOG Hacer ClickTODO SOBRE SEXO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario